centro1

 

sub En medio del ritmo creciente de los subsidios de energía, cuyo valor estimado  pasará de 2,8 billones de pesos en el 2017 a cerca de 3,1 billones de pesos en el 2018 según la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía (Asocodis), el Gobierno decidió acudir a estas ayudas estatales para hacer que los beneficiarios ahorren energía y no la despilfarren.

 Para tal fin, en la reciente ley del Presupuesto General de la Nación (PGN), el Ejecutivo estableció que los usuarios de estratos 1 y 2 tendrán derecho a estas ayudas, siempre y cuando su consumo no esté por encima del 150 por ciento del de subsistencia, establecido por el Gobierno, que es de 173 kilovatios por mes para quienes residan en alturas menores de los 1.000 metros sobre el nivel del mar y de 130 kilovatios para quienes viven en alturas superiores. 

“Estos subsidios se restablecerán cuando el usuario disminuya el consumo a los límites establecidos”, señala el artículo del PGN, y, según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el objetivo es racionalizar el consumo. 

Y es que según la viceministra de Energía, Rutty Paola Ortiz, durante el 2016 fueron 2’137.000 los usuarios que tuvieron un consumo promedio superior en más de un 50 por ciento al nivel de subsistencia, lo que representó cerca de un 26 por ciento del total de usuarios residenciales de los estratos 1 y 2. 

En otras palabras, más de dos de cada diez hogares consumieron por encima de dicho valor y no son pocos los casos en los que el gasto de energía está muy por encima de ese nivel

Fuente: http://www.eltiempo.com. Noviembre 03 de 201

 

Suscribe en Youtube
Find us on Facebook
Follow Us